miércoles, 7 de diciembre de 2011

Apadrine a un progre por Navidad

 
Apadrine a un progre por Navidad
Estas Navidades, perdón, estas fiestas del Solsticio de Invierno, los progres tienen la moral por los suelos dado que han sido arrinconados a base de votos, solo les queda Andalucía y no se sabe cuánto tiempo. En ese último reducto aun pueden vivir en la abundancia progre que les da Bobadil- Griñán y sus abencerrajes, que no es otra que vivir del presupuesto que pagan otros, los fachas, con sus impuestos. Por eso pedimos que en estas fiestas Vd sea caritativo y APADRINE A UN PROGRE. Aquí les explicamos las claves para distinguirlos.

Los progres, su ecosistema, clasificación, costumbres y comportamiento.

  • Progre rico: Es el progre por excelencia, el progre triunfador. Va siempre en coche oficial salvo en los días que hay manifas ecologistas que es cuando coge la bicicleta. Habla de los descamisados y se solidariza con ellos pero nunca se mezcla con los mismos. Es un progre de moqueta y puesto de confianza que vive del presupuesto y odia la empresa privada que en el fondo es la que le da de comer.
  • Progre pobre: no existen. Un progre siempre tiene pasta.
  • Progre de estética: Basa su progresía en lo externo. Usa pañuelo palestino y camisa de Dolce & Gabbana, con chapas y pegatinas del no a la guerra, 15 M, etc. Su ropa es toda de marca porque es un progre de clase.
  • Progre violento: Versión sindical del progre. En las manifas su aspecto cambia como el de Mr Hyde y se convierte en el hombre de la porra que integra en comandos “informativos” para aclarar a los trabajadores no progres el por qué hay que seguir la huelga.
  • Progre de léxico o progre de igual da: Inevitable verlo entre la casta política y en la universidad. Se le reconoce porque no usar las palabras habituales del castellano sustituyéndolas por otras que cree sinónimas y por le uso reiterativo de los géneros masculino y femenino al mismo tiempo. Para ser un progre de verdad es vital dominar la jerga progre. El progre de léxico usa machaconamente una serie de palabras y expresiones como por ejemplo “todas y todos”, “tener sensaciones” o “dicho esto…”.
  • Progre nacionalista o naziprogre: Este progre tiene su ecosistema principal en dos regiones que son españolas muy a su pesar. Suelen moverse en manada y embozados, atacando todo lo que consideran español desde una cabina telefónica hasta un puesto de churros. Eso sí, en la intimidad jalean a La Roja.
  • Progre/a  hombre/a: se trata de un progre pobre, algo improbable a todas luces  pero que pudiera descubrirse alguna especie en algún momento, un progre sin carguete en la administración vía enchufe seguramente haciendo méritos para conseguirlo.
  • Progre ecologista: Este progre ama la naturaleza debido a haber visto muchos documentales de la 2. Su gran sueño es posar en pelotas en una manifestación progre contra la dictadura de los mercados o algo así. Se le conoce también como progre exhibicioncita o pobre sicalíptico.
  • Progres sin fronteras: Progres que consiguen irse de vacaciones perteneciendo a una ONG mediante viajes de gorra pagados por subvenciones del Estado pero donde nunca llevan la bandera del “Estado”( ellos llaman así a España). Suelen hacer trecking por el Sáhara donde los secuestran y cuyo rescate cuesta, al Estado que tanto odian un ojo de la cara. Es decir que pagamos los fachas.
  • Progre de mí: Es el progre, ya borracho total y con el palestino mugriento y apestando a tintorro, que llora porque se acabó el San Fermín.
  • Progreborroka: Progre nazionalista en grado extremo. Apenas sabe leer y escribir porque lo echaron del cole y busca notoriedad no como notario o ingeniero sino rompiendo el mobiliario urbano. Puede mutar con el tiempo, como si fuera un pokemon, en Progretarra.
  • Progretarra: Dícese del progreborroka involucionado.
  • Piji progre: Progre snob, de boutique, de los del Ferrari con la foto del Ché Guevara en el capó y puentes en Cuba o Venezuela. La versión más modesta usa todo terreno y se va de finde a las Alpujarras. Dentro de este grupo está el subgrupo de la Zeja.
  • Progreflauta: progre que carece de conocimientos de economía y que ve en los “mercados” el Coco de la humanidad. Este progre, de aspecto zarrapastroso, vive en tierras de campañas en zonas urbanas u okupando algún edificio arrebatado al maligno capital. Se alimenta de porros y litronas y ecológicamente permite que en su ecosistema se conserven especies en peligro de extinción como la pulga, la ladilla o la garrapata.
  • Progre de derechas: Progre acomplejado de sus ideas conservadoras y que trata de disimular para no llamar mucho la atención. También se le llama centrista y es en realidad un pseudoprogre.
  • Progra: Es la compañera del progre, la shony del progrerío. Es popular el dicho: “Los prograntes de Teruel, progra ella y progre él”.
  • Progre gay: Se le reconoce por usar palestino rosa sin caer en la cuenta que donde se lleva esa prenda encarcelan e incluso ahorcan a los de su tendencia.

    3 comentarios:

    Candela dijo...

    Yo a veces digo: Dicho esto...¿Seré progre..o solo es pecado venial?

    Este Solsticio de invierno voy a apadrinar a Maria Antonia Iglesias, pero solo para ver si se ahoga con algún Ferrero Rocher, no créas..

    Coolectivo Miguel de Mañara dijo...

    Señor administrador, "LO HA CLAVAO".
    Es lo que siempre hemos pensado nosotros, un progre es el que le gusta vestir de Armani, oler a Loewe, y calzar Martinelis, los hay en todos los Partidos, pues en el PPOE, tambien los hay, pero estos prefieren para confundir a la gente, vestir vaqueros,zapatillas deportivas e ir de pijo de nuevo cuño, en cambio en LA PSOE, hay muchos de los que no se identifican con el "populacho", Ellos les gustan las mariscadas, comilonas en buenos restaurantes y usar el AVe en clase Bussines.

    Maribeluca dijo...

    JUAS,JUAS.

    NIQUELAO.

    Que inviten a cigalas ellos que están todos forraos.