martes, 27 de marzo de 2012

Arenas si te queda dignidad vete a tu casa



La historia se repite. Hace cuatro años publicamos un artículo sobre las razones de la derrota del PP y hoy un día después de las últimas elecciones autonómicas, sigue estando en vigor lo que expusimos.
El PP es un partido sin democracia interna y, en el caso de Andalucía, sus cuadros directivos son de perfil muy bajo. Son gente que está en política como un medio de vida y no como un fin para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Nunca han desarrollado una estrategia para captar el voto rural limitándose a sestear en la oposición. Para colmo su jefe que no líder se ha dedicado a expulsar o aburrir a todo aquel que tuviese criterio e ideas. Por lo tanto  en el PP andaluz hay poca gente de valía.
La campaña ha sido de perfil bajo, cobardona, llegando al punto de no acudir al debate de Canal Sur, Javier Arenas.
Desde estas páginas pedimos la dimisión de todo el cuadro directivo del PP andaluz, la creación de una gestora  y la confección de unos estatutos democráticos. Hay que empezar desde cero a construir un partido que está ahora podrido por unos impresentables.
Los Arenas, Sanz, Tarno, etc., deben marcharse a su casa si es que le queda un poco de dignidad.
Mientras tanto esperemos que la Justicia siga su curso y sinvergüenzas como Griñán o Viera acaben siendo procesados, condenados y en la cárcel. Porque los votos no legitiman a los golfos.

Elecciones en España y en Andalucía: las razones de una derrota del PP

Escrito por PabloDMiguel   
miércoles, 26 de marzo de 2008
Comienza la colaboración de PabloDMiguel, un seudónimo, en nuestra Revista. Esta es su primera entrega; un interesante y sugerente análisis nada complaciente con el resultado electoral. De felpudos, estamos hartos. Necesitamos voces críticas. Dice así: " Pese a la pésima labor de quienes nos gobierna, en España, en Andalucía y en Sevilla, la izquierda ha ganado de nuevo. Por un margen menor en España, pero arrasando en Andalucía y especialmente en Sevilla. El PP en Sevilla, en vez de justificar una derrota con los términos de siempre - el PER, los medios de comunicación, más votos, ... – y hablar de grandes victorias, tendría que hacer autocrítica, pues es bien conocido que en otras partes de España el PP gana y por amplios márgenes. Queremos exponer lo que creemos son algunas causas del fracaso del PP en Sevilla, muchas de ellas exportables a otras provincias y a alguna otra CC.AA.:

1. Endogamia en la dirección del partido: El PP es dirigido, desde los niveles intermedios, por un grupo cerrado de dirigentes, algunos a considerar como imperecederos, que conforman una oligarquía donde la participación de la base se aprecia como nula. Si bien los cargos de confianza interna del partido deben ser potestad del Presidente y otros altos cargos, la elaboración de las candidaturas debiera ser más participativa, para buscar una mayor riqueza de ideas y otros puntos de vista que hagan que, manteniendo la misma línea general, haga la misma más atractiva al ciudadano.

2. Falta de Carrera política: A consecuencia de lo anterior, no surgen nuevos líderes que puedan progresar, aportando sus ideas y adquiriendo prestigio y experiencia, para poder dar el relevo periódicamente a la dirección. Estos líderes debieran surgir desde la administración local e ir progresando hacia la nacional, no como actualmente, donde, por ejemplo, a los cargos en empresas de la administración nombrados por el PP se los ubica en los ayuntamientos, cortando el relevo generacional natural. Esto hace que, siendo el PP el partido con mayor número de afiliados y con la mejor preparación, esto no se aprecie por el ciudadano que debe darnos su apoyo.

3. Falta de transparencia interna: Las decisiones que se toman a nivel local no cuentan con la participación de los afiliados de dichas agrupaciones, excepto cada 3 años y de forma indirecta, con lo que la mayoría de las decisiones se toman sin debate interno. Adicionalmente, los órganos de dirección muchas veces actúan sin siquiera permitir el compartir ideas internamente en los foros correspondientes, siendo tomadas desde instancias superiores e incluso a veces, dando la apariencia de hacerse desde fuera de la propia estructura oficial del Partido.

4. Falta de democracia interna: Tenemos un Comité Ejecutivo inoperante y sin capacidad de decisión y unas vicesecretarías que no coordinan absolutamente nada. Aquí las decisiones importantes se toman por métodos poco democráticos. El último secretario provincial de Sevilla fue elegido a dedo en un comité ejecutivo anunciado un viernes por la tarde y celebrado un lunes. Juzguen ustedes el talante democrático. No es que se soliciten procesos cainitas, pero en Democracia las apariencias de cara al ciudadano cuentan, y mucho, sobre todo ante las consignas de los rivales políticos. “La mujer de César no sólo debe ser honrada, sino parecerlo”. Siendo nuestros rivales políticos más oscuros ... ¿Podremos hacer ver a los ciudadanos que nuestros rivales son más oscuros que nosotros? ¿Podremos rechazar la acusación de falta de democracia si no conseguimos aparecer ante la vista de los ciudadanos como escrupulosamente democráticos?

5. La comodidad del perdedor: perder pero tener cargo es muy cómodo dado que se cobra un sueldo y no se tiene responsabilidad de gobierno. Es duro decirlo, pero no somos un club de fans. Este virus habría que erradicarlo. No podemos tener dirigentes, ni grupos directivos ni de asesores, apoltronados en los mismos, que no vinculen sus puestos en el partido a sus resultados. Tampoco debemos consentir que determinados puestos de relieve se otorguen “de por vida” a la oligarquía, o bien, estos vayan saltando de unos cargos a otros, cerrando la natural renovación política interna. Así mismo, si presentamos un candidato ante la ciudadanía para un cargo público de primera línea, este cargo debe ser desempeñado al 100%, con dedicación completa y exclusiva, hasta la terminación de su mandato. No vale retirarse a zonas más tranquilas, o acumular más cargos, sin responsabilidad de cara al ciudadano o de mejor proyección política, pues el ciudadano crítico, el mismo que no está con el Poder y es del que queremos su voto, recelará de ellos. Adicionalmente, el ciudadano y la gente joven en particular, ve que se les exige más implicación con los objetivos a los becarios de la empresa privada que a los altos responsables de partidos políticos, PP incluido. Que conste que el normal aumento de la población no debe usarse como argumento para justificar un aumento en el apoyo popular.

6. Falta de equipos de trabajo: con todo lo anterior, se observa que los puestos de responsabilidad están para servir al que lo ostenta, y no la persona para servir al partido en dicho puesto. Esto hace que no se creen equipos de trabajo en materias concretas, que puedan especializarse en las mismas y que puedan asesorar correctamente y sin necesidad de recurrir a caros agentes externos a la dirección y a los candidatos en cada proceso electoral. Si bien en la faceta económica este punto se encuentra desarrollado, la Sociedad no es sólo economía.

7. Ignorancia, desconocimiento y desprecio hacia las nuevas tecnologías: la mayoría de los dirigentes del PP desconocen este medio, su alcance, sus posibilidades, y sobre todo su importancia en el presente y el futuro, desperdiciando las aportaciones de sus militantes en esta materia y su potencial capacidad de influencia en la sociedad y, sobre todo, en la juventud. Nuestros rivales políticos apabullan en medios de comunicación y, en especial, en Internet, mientras nosotros lo despreciamos más por ignorancia y por miedo a lo que no se sabe. Mientras que los rivales políticos dedican ingentes esfuerzos en llevar sus mensajes a estos medios y acallar los nuestros, el partido aplica la estrategia del avestruz, ignorando que la juventud utiliza masivamente las nuevas tecnologías. Podemos aportar los ejemplos siguientes: foros de derechas han sido eliminados en Internet sin que nuestro partido haya movido un dedo. El caso de Hotmail ( Microsoft) que mima a los foros de izquierdas y nacionalistas mientras apalea a los de derecha es más que evidente. O el del indexador de noticias www.meneame.net que impide difundir todas las noticias de blogs de derechas, algo denunciado hasta en algún medio de comunicación. Como ejemplo de la utilidad de estos medios de contacto con el ciudadano, el foro de Sevilla opina, sin medios y sin apoyos, ha obtenido más de 100. 000 visitas en el año 2007, lo que evidencia que se puede llegar a mucha gente a través de estos medios.

8. La campaña de perfil bajo y pocos argumentos: descartando específicamente el nivel nacional, en este caso, en Andalucía y Sevilla no se aprecia la crítica que, siempre siendo constructiva, debe tener la acción de gobierno del rival político. De cara al ciudadano, con razón o sin razón, se muestra que se llegan a acuerdos políticos en materias donde en otros puntos a nivel nacional se efectúan denuncias, dando sensación de falta de coherencia, o no se realizan contrapropuestas de forma inmediata que resuelvan los problemas planteados en las denuncias públicas o ante los medios de comunicación, no efectuando crítica constructiva, con lo que se da una sensación de pataleta. Si ya esto no fuera malo, se tiene poca capacidad argumental, ya que ante la ausencia de debate interno (y equipos de trabajo, etc), no se dispone de la información, formación y experiencia necesarias para poder argumentar coherentemente nuestras propuestas y rebatir las del adversario. El paradigma de esto lo tenemos en las interpelaciones del Sr. Rodríguez al Sr. Rajoy respecto al estatuto andaluz en el segundo debate televisado. No se proporcionaron argumentos coherentes -porque no los hay y lo que hay no se ha difundido correctamente en el partido- al Sr. Rajoy para defender la postura del PP en este asunto.

9. Pérdida de la influencia en la juventud y fracaso de Nuevas Generaciones: nuestros programas de gobierno, en cada uno de los procesos electorales donde nos presentamos, deben obtener el apoyo de los ciudadanos. Considerando esto como el verdadero fin del partido y de la política, y no esto último como un fin en sí mismo, la organización de nuevas generaciones es un fracaso total y rotundo. Actualmente esta organización consiste en un grupo de jóvenes dedicados a tiempo completo a ser alevines de la dirección de turno (o sea, la de siempre) para poder acceder a puestos de responsabilidad habiendo pisado lo menos posible el mercado laboral y la sociedad en general. La dirección cuenta con ellos para que salgan con banderitas al fondo en los mítines. La función de las nuevas generaciones debe ser acudir a los puntos donde está la juventud –desde los institutos, la universidad, los conciertos, ... cualquier actividad juvenil- a exponer nuestras ideas y a impedir el que dichos entornos se conviertan un cotos privados de votos de rivales políticos. La dirección debe facilitar los medios para que se pueda cumplir ese objetivo. Es muy fácil quedarse en un despacho a hacer política o ir a mítines a mover banderitas, pero muy difícil ir a los foros universitarios a defender ideas y programas sobre el terreno. Pero sin eso, los jóvenes jamás nos darán su apoyo y no cambiarán su intención de voto en mucho tiempo, puede que nunca. Simplemente porque gracias a esto y a puntos como la ignorancia y desprecio hacia las nuevas tecnologías, la juventud considerará que no existimos o que “somos del pasado”.

10. Por el resultado actual en la provincia de Sevilla: A todo lo anterior debemos incorporar la aportación de nuestra provincia al resultado general. El resultado debe ser calificado como rotundo fracaso, y no caben otras interpretaciones, ya que sólo la circunscripción de Barcelona ha tenido un resultado peor. Sólo la aportación de nuestros dirigentes provinciales, y algunos regionales, han anulado por completo la acción en circunscripciones como Murcia, o Madrid y Valencia juntas. El esfuerzo de muchos líderes y militantes se viene abajo por la falta de acción de los nuestros.

Por todo lo anterior, creemos conveniente el realizar una renovación profunda del partido, de caras y de formas de trabajo, pero fundamentalmente de lo último, para comenzar a corregir los problemas anteriormente expuestos y poder llevar nuestras propuestas a la sociedad, las mismas con muy pocos cambios, pero de una forma distinta, con una imagen distinta, siendo escrupulosamente democráticos, frente a los caciques que componen el gobierno andaluz.

La forma de conseguir mejorar creemos que es a través de la apertura de un proceso renovador, al completo a nivel provincial, con la máxima participación de militantes, a ser posible mediante un proceso de primarias, a realizar en el mes de mayo para tener antelación suficiente ante el futuro congreso nacional. 

6 comentarios:

Candela dijo...

Arenas debería dimitir por haber sido incapaz de retener los votos de las generales, lo que indica una desconfianza total de parte de sus potenciales votantes, ya valen las excusas de que Andalucía es de izquierdas y demás milongas. Ha perdido en zonas favorables al PP y ha arrastrado con él a toda España. Las voces que piden renovación en Andalucía traspasan ya sus fronteras, estamos hartos de amigachos, endogamia y de que se queden con el partido en plan cortijo, como hace el PSOE con Andalucía. Ni más ni menos.

Anónimo dijo...

Arenas siempre fue un perdedor y ya pierde hasta cuando gana, un desastre vamos...

Maribeluca dijo...

Todo muy cierto, como también que es dificilísimo combatir el caciquismo mafioso y las redes clientelares; creo que siendo un mal candidato, peor aún es lo que estamos viendo y que ,solamente el que se estén esnifando el dinero de los parados, hubiera merecido el esfuerzo...supongo que el candidato de IU será la repanocha.

Anónimo dijo...

ZOIDO es el que debería ser el presidente del PP de Andalucía y el candidato a la presidencia de la Junta, que para eso es el líder del PP que ha tenido la victoria más grande en toda la historia andaluza

Colectivo Miguel de Mañara dijo...

¿Zoidete lider de que?=, pèro si lo que gano fue porque los Sevillanos estaban hartos de la coalicion de socialistas y comunistas, dentro de dos años veremos los resultados de su gobierno u su, segun el, magnifico equipo, ya sabeis, Gori, Beltran, Eveli¡a, Juan el del Distrito Norte Macarena, jejejejejeje, Curritoi dale al botoncito ahora de Banca Civica, Pepelu, u y otros adlateres que le rodena, ¿verdad asesor de imagen Santi?, ¿verdad jefe de gabineta Alberto Fernando?.

Sevilla Opina dijo...

No es cuestión de que solo se vaya Arenas sino todo su equipo. Y reformar los estatutos para que nunca más unos déspotas antidemócratas usurpen el poder en el PP Andaluz