viernes, 16 de marzo de 2012

La hipertrofia de la administración pública el principal obstáculo para la prosperidad de España

               
         



Ayer, la portavoz de UPyD, Rosa Diez, propuso en el Congreso algo muy razonable y es la “refundación” del estado español, eliminando las diputaciones, agrupando los municipios pequeños y evitando las duplicidades de funciones entre las distintas administraciones de España, así como la supresión de los conciertos económicos vasco y navarro. Algo muy razonable si se quiere corregir el despilfarro del gasto y evitar que comunidades autónomas que vivan en una situación de privilegio fiscal.
La respuesta el resto de los partidos fue de absoluto rechazo porque estos quieren que el ciudadano se apriete el cinturón mientras ellos, los políticos, desean seguir con sus privilegios. España camina hacia una  argentinización merced a una casta política corrupta, que se niega a reformas que pongan en peligro su situación de privilegio.
En este sentido a los grandes partidos y los nacionalistas le da miedo UPyD,  partido al que quieren aislar en una nueva versión del pacto del Tinell está vez a nivel nacional.
Esperemos que la mayoría lanar del pueblo español deje de votar por motivos viscerales y aplique la razón cuando se acerque a la urna. Que no nos engañen más.

4 comentarios:

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

No sé si, por los derroteros de esta degeneración democrática que padecemos, habremos llegado tan lejos que no sea posible ya el retorno. El hecho de que la gran mayoría de nuestros partidos políticos no quiera una refundación del Estado, es un mal síntoma de ello.

Maribeluca dijo...

Pues eso, que no nos engañe nadie, incluyendo a esta señora a la que tan bien le parecía todo hasta que se puso por cuenta propia, es facilísimo hablar cuando sabes que no vas a "tocar balón", pero siendo todo eso muy deseable, tampoco se hace de un día para otro ni por las bravas, hay que abogar por ello desde el realismo

Ocón dijo...

Hay que hacer lo que hay que hacer, lo diga esta señora o lo diga un camionero. Hay que hacer lo que hay que hacer pero no lo hará LACASTA, los únicos que saldrían perjudicados en el caso de hacerse.

Candela dijo...

No les interesa, tienen a todos los amiguetes colocados en las taifas.

A mí lo de Rosa Díez me parece un brindis al Sol, aunque en esto tiene razón.