martes, 1 de mayo de 2012

Hablar en progresí

   



La Junta de Andalucía,  en concreto el gobierno socialista que la rige desde hace más de treinta años entiende que hay que lograr la igualdad entre hombre y mujer. Y para ello piensa que  es vital la importancia del lenguaje que usamos. Por esta razón pretende, y ha confeccionado numerosos manuales y guías, modificar el lenguaje usado en la administración pública e instar a los sectores privados a seguir su ejemplo.
Esto, dicho así, no sería grave sino fuera porque lo que pretenden es alterar las reglas gramaticales emitidas por la Real Academia Española, o dicho de otro modo: se pretende manipular al individuo a base de ordenarle como debe hablar, saltándose las normas de los expertos lingüistas. De esta manera siguen dos caminos:

  • Inventarse palabras nuevas y atribuirles su correspondiente significado.
  • Usar el neutro y, cuando no es posible el masculino y le femenino al mismo tiempo o en su defecto el femenino, por eso de la discriminación positiva.
Todo esto ha armado tanto revuelo que la Real Academia ha emitido un informe titulado  “Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer” cuyo autor D. Ignacio Bosque pone orden entre tato disparate.
Con un poco de humor este tema lo ha descrito muy bien D. Mario Flores Martínes   en su libro “Diccionario progre”.
Viene todo estoa colación de determinado político sevillano, de esa casta que jamás ha trabajado fuera de la política que al despedirse de su puesto de director general escribe en su blog:
“Gracias a todos y a todas mis compañeros/as de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda. No están todos los que son, pero si son todos los que están.”
Y yo le corregí aplicando las normas de la Junta y le recomendé escribir ( lo escrito en rojo es mi aportación):
“Gracias a todos y a todas mis compañeros/as de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda. No están todos y todas los/as que son, pero si son todos y todas los/as que están.
Pues cual sería mi sorpresa cuando que  borró mi comentario. Porque ellos mismos se avergüenzan del disparate donde se han metido que destroza la lengua y la hace innecesariamente redundante.
Pues en estas cosas andan nuestros políticos de izquierdas, hablando en "progresí" ya que el desempleo, la mala asistencia sanitaria o el fracaso escolar son para ellos cosas “sin importancia”. Pero enmierdar toda comunicación hablada escrita en la Junta de Andalucía parece que sí es importante.


6 comentarios:

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Hacen el ridículo, y no lo saben. Con lo cual muestran, además, una ignorancia supina. Son patéticos.

Candela dijo...

¿No será que el "progresí" es la nueva vía de succión de euros vía presupuestos..?

Dame pan y dime tonto :)

Maribeluca dijo...

Lo malo es que a fuerza de oirlo a todas horas en la tele se está extendiendo tal analfabetismo lenguaraz como la pólvora y el pólvoro, qué sobreabundancia/o de imbécilos/as

CLAVE dijo...

L@s miembr@s español@s de este Rein@, estamos art@s de tant@s estupid@s.
firmad@.. l@s sufrid@s ciudadan@s español@s....

Natalia Pastor dijo...

El neolenguaje es una de las características de la progresía en su conjunto.

Un burdo intento de pervertir la realidad mediante eufemismos o introduciendo palabros que en nada tienen que ver con el contexto ni la realidad que subyace en su significado.

Desde la "konmminterm" hasta hoy,pasan los años, siguen los hábitos...

Anónimo dijo...

Muy bueno el Diccionario Progre. Te hartas de reir. Lo recomiendo.