martes, 28 de febrero de 2012

28 de Febrero, ¿qué celebramos?

 


Hoy 28 de Febrero se celebra, es un decir, el día de Andalucía.
La gente hace puente en nuestra región y solamente unos pocos políticos separados entre sí, porque no se ponen de acuerdo, celebran este día.
Conviene recordar el origen de todo esto:
En la oposición al régimen de Franco, había políticos de derechas, de izquierdas y nacionalistas vascos y catalanes. Y estos los nacionalistas reivindicaron una serie de privilegios para cuando el dictador muriese. Querían un estatuto de autonomía que los distinguiesen del resto de los españoles. Aspiraban a un poco de autogobierno, nada más. Nunca pensaron conseguir lo que tienen ahora.
A un político de derechas Clavero Arévalo del partido UCD se le ocurrió lo del “café para todos” y se diseñó un estado de las autonomías. Dado que llevábamos quinientos años como un solo país y hasta ochocientos años  perteneciendo a otras regiones formando parte de uno de los dos grandes reinos de España (Castilla y Aragón), se decidió trocear estos reinos hasta formar 17 comunidades la mayoría de las cales nunca fueron entidades independientes ni tenían reivindicaciones de autonomía.
Paradójico resulta que en el siglo del gran avance de los transportes y las telecomunicaciones, que hacían eficaz un estado centralizado con un idioma común en España se hiciese todo lo contrario. El resultado ha sido el afloramiento del nacionalismo extremista y el despilfarro total. En suma un país al borde de la bancarrota y la desintegración.
En el caso de Andalucía, que fue durante muchos años el reino de Sevilla y el reino de Granada, al no haber tradición autonómica alguna  hay quien se fijó en Blas Infante, un político de tercer nivel que soñaba con un estado del sur emparentado con el norte de África y que, loco de atar, acabó haciéndose musulmán. Ya t eníamos pues los símbolos de la comunidad.  Luego han venido décadas de manipulación de la historia en la enseñanza y de saqueos continuos de las arcas del estado.
La realidad es que hoy unos sinvergüenzas que han permitido que se robe a manos llenas se reúnen hoy a izar una bandera que nos es extraña y a cantar un himno que no nos dice nada.
La Andalucía actual, no tiene entidad propia separada de su origen castellano- leonés y de su alma española, porque somos españoles desde hace más de quinientos años y castellano leoneses por herencia después de una reconquista que no logró arrancarnos nuestra herencia cristiana y romana.
Veritas liberavit vos

5 comentarios:

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Eso es hablar claro y hacer honor a la verdad. ¡Pobre Andalucía! Y, con más razón aún, ¡pobre España!

EN ANTARES ? dijo...

Algunos como Juan Bueno, celebraran los placeres de vividores de la politica, gracias al esfuerzo desinteresado y sacrificio de otros. Desgraciadamente unos tienen la Fama, y otros escardan la lana. Los enchufados y los enchufadores del PP de Sevilla, parecen no tener responsabilidad de ningun tipo y, el Sr. Bueno que tanto ha presumido y que tanto ha criticado en la Diputacion, gracias y por sus sueldazos, y que nadie piense que lo hacia por devocion, o vocacion, ni mucho menos. Pero va llegando la hora de construir el cementerio de elefantes peperos en Sevilla, comenzando por estos enchufadores etc. y quienes defienden a estos, Bueno puede ser un buen lider para manejar a esta tropa.

Candela dijo...

Se maneja mejor a la gente aislándola en comunidades cerradas. Ni siquiera sabemos que cuenta la tele por allí, para el caso es como vivir en países diferentes con fronteras ideológicas infranqueables.

vuelos a sevilla dijo...

No conocía esta información, en todo caso Andalucía sigue siendo grande y sus gente aún más, eso es lo que cuenta

C S Peinado dijo...

Está claro que el veintiocho de febrero celebramos el día que dimos demasiado poder a una parte de andaluces para que, en nombre de una autonomía con la que casi ninguno nos identificamos, machacaran los derechos de todos los demás.

Espero que la coherencia vuelva algún día y que éste estatus, estúpido y carísimo desaparezca, cesando el chollo del que viven demasiados vividores para volver a depender de quien verdaderamente debemos, del Gobierno Central y las diputaciones, mucho más efectivas, a su modo, que la Junta.

Un saludazo.