lunes, 13 de febrero de 2012

La farsa de la democracia española

     


Luego de un patético y antidemocrático congreso nacional de la PSOE donde solo se han presentado el par de candidatos designados por el politburó rojo, vemos que se confeccionan las listas de las elecciones andaluzas. Pelea en la PSOE por entrar en aquellas ante la perspectiva de perder las elecciones y quedarse sin trabajo ya que en la inmensa mayoría de los políticos de la izquierda no han trabajado fuera de ese ambiente en toda su vida. En las filas del PP se cierran las listas con una mayoría de alcaldes lo que indica el desprecio de este partido a un parlamento autonómico donde no tienen pensada otra cosa que acumular otro sueldo la minoría privilegiada por el dedazo de Arenas. Y en ambos partidos la selección de candidatos, como no, se hace de forma antidemocrática.
Se prepara también un congreso nacional y otro regional del PP donde los compromisarios elegidos a dedo o mediante el correspondiente pucherazo votarán con el sobre cerrado que le den al candidato único sea Rajoy o sea Arenas.
La prensa dará bombo y platillo a estos eventos sin denunciar los lamentables procedimientos propios de una dictadura, pero en juego está la jugosa publicidad institucional que los beneficie.
Y mientras tanto los ciudadanos atontados y sin percatarse muchos que los torean y los engañan.
Dicen que somos una democracia y yo digo que desde la muerte de Franco hemos avanzado muy poco.

5 comentarios:

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Ciertamente, nuestra democracia se encuentra aún en pañales. Es muy largo el camino que tiene que recorrer hasta alcanzar el grado que le permita merecer el calificativo de mínimo de aceptable.

Anónimo dijo...

Posiblemente sea el sistema menos malo que se conoce, pero al menos en España sigue siendo un sistema paupérrimo. Me refiero a la democracia, claro está.

Ocón dijo...

Hay patadas cuando no hay patodos y la democracia está bien para los discursos y para los demás, como si de una inmersión lingüistica se tratara.
Pasa con lo que quiera que mires; igualdad 'más igual' para según quienes, justicia 'a la carta', corrupciones y corrupciones.

En lo todos coinciden - 'unos más que otros' jeje - es en "ley": pasársela por el forro mola.

Candela dijo...

El PSOE no es un partido sino una agencia de colocación de personas que, fuera, ni de botones los cogían.

En el PP no es tan descarado a nivel de altos cargos, pero sí en los cargos medios, a nivel municipal...En España no existe una legislación que nos proteja de esto, y los que legislan son ellos así que quedan pocas esperanzas de mejorar en este sentido.

Aquí el votante no elige nada, puede elegir entre bloques bunkerizados, pero no entre personas.

ANTONNIO dijo...

Lo lamentable de este sistema es, como se escapan aquellos sinverguenzas que bien conocen los portillos "democraticos", y ademas tienen la habilidad de lanzarles las pelotas al tejado del vecino.