jueves, 12 de marzo de 2009

11M, no podemos olvidar


11 noviembre de 2009, 20:30 de la noche, capilla de la Virgen de los Reyes de la catedral de Sevilla. Unas ochenta personas asisten a una misa por las víctimas del terrorismo. Se ven familiares de las víctimas y un puñado de gente solidaria. Entre la clase política solo se distingue una concejala del PP, movida quizás mas por amistad personal con algunas de las víctimas. El resto de la clase política no ha aparecido. Se ve que no es tiempo de cosechar votos porque no hay ningunas elecciones cerca. Además tras el no apoyo a las víctimas del terrorismo de los socialistas y comunistas en la primera legislatura de Zapatero viene ahora el olvido de aquellas por parte del PP luego de tantos aspavientos hace poco mas de un año.

El cura hace una magnífica homilía, dura, muy dura, criticando la falta de humanidad del poder.

Luego la gente se marcha en silencio. Parece ser que la política es hoy en día solo un negocio en el que se evalúa constantemente lo que hay que hacer para cosechar más votos y nada más. Los políticas actuales carecen de ideología y de sentido de la ética. Solo les preocupa llenar sus orondas barrigas mediante el poder.

Un asco.

 

 

RIMA LXXIII 

Cerraron sus ojos 
que aún tenía abiertos, 
taparon su cara 
con un blanco lienzo, 
y unos sollozando, 
otros en silencio, 
de la triste alcoba 
todos se salieron. 

La luz que en un vaso 
ardía en el suelo, 
al muro arrojaba 
la sombra del lecho; 
y entre aquella sombra 
veíase a intérvalos 
dibujarse rígida 
la forma del cuerpo. 

Despertaba el día, 
y, a su albor primero, 
con sus mil rüidos 
despertaba el pueblo. 
Ante aquel contraste 
de vida y misterio, 
de luz y tinieblas, 
yo pensé un momento: 

—¡Dios mío, qué solos 
se quedan los muertos! 

* 

De la casa, en hombros, 
lleváronla al templo 
y en una capilla 
dejaron el féretro. 
Allí rodearon 
sus pálidos restos 
de amarillas velas 
y de paños negros. 

Al dar de las Ánimas 
el toque postrero, 
acabó una vieja 
sus últimos rezos, 
cruzó la ancha nave, 
las puertas gimieron, 
y el santo recinto 
quedóse desierto. 

De un reloj se oía 
compasado el péndulo, 
y de algunos cirios 
el chisporroteo. 
Tan medroso y triste, 
tan oscuro y yerto 
todo se encontraba 
que pensé un momento: 

¡Dios mío, qué solos 
se quedan los muertos! 

* 

De la alta campana 
la lengua de hierro 
le dio volteando 
su adiós lastimero. 
El luto en las ropas, 
amigos y deudos 
cruzaron en fila 
formando el cortejo. 

Del último asilo, 
oscuro y estrecho, 
abrió la piqueta 
el nicho a un extremo. 
Allí la acostaron, 
tapiáronle luego, 
y con un saludo 
despidióse el duelo. 

La piqueta al hombro 
el sepulturero, 
cantando entre dientes, 
se perdió a lo lejos. 
La noche se entraba, 
el sol se había puesto: 
perdido en las sombras 
yo pensé un momento: 

¡Dios mío, qué solos 
se quedan los muertos
! 

 

G.A. Becquer

7 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

No olvidamos a quienes siguen sufriendo un lustro después.
No tenemos respuesta convincente a cuestiones claves de lo sucedido, a pesar de una parcial "verdad judicial". El tiempo dirá.
Paciencia:tardamos dieciseis años en saber quien estaba detrás de los GAL.
Vergüenza de los amnésicos selectivos; de ellos algunos ya utilizaron los muertos y ahora molestan sus deudos.

Necrológicas caducadas dijo...

Lamentable que un lustro después os acordéis un día tarde...

Bufón dramático dijo...

Jajaja los tontos estos ponen una foto de un bombero americano del 11S... tarde y mal.

Anónimo dijo...

La política deja mucho que desear. Muchos que se llaman cristianos también. ¡Dios perdone!

¿Cree usted que la misa es una acto oficial, civil y político? Porque si es así, no conoce usted el sentido de la misa y la riqueza (espiritual, por supuesto) de la Eucaristía.

La eucaristía por los fallecidos es para los fieles cristianos. Solo la creencia en Cristo y la común-unión da sentido a una misa.

Los políticos mejor en los actos políticos. Y si muchos de ellos son católicos, y creen y viven la cruz de Cristo, pues libres son para ello.

Y repsecto a que los políticos no se preocupan de las víctimas del terrorismo, díselo a los que trabajan en el País Vasco, incluso sin cobrar, y a los familiares de los que trabajaron pero que fueron quitados del medio por una banda terrorista como ETA.

¿De verdad cree usted en sus palabras, o son fruto del despecho? Si cree en sus palabras, que mal cristiano... Si es por despecho, igualemente.

Sevilla Opina dijo...

1.la entrada se ha puesto un día mas tarde precisamente como reflexión a lo que pasó el día anterior.
2. El recuerdo es para todas las víctimas del terrorismo, sean españolas, norteamericanas o de donde sean.
3.La religión católica es la mayoritaria en España y la presencia de político en actos religiosos es habitual como en funerales,romerías o procesiones. Cuando les interesa, claro
4. Revise la gramática.

Anónimo dijo...

Pues creo que una foto de un 11S viene al pelo. En EEUU ese acto terrorista está fuera de todo tema político, es un hito en la sociedad de qué son capaces de hacer los norteamericanos por su país.

En el nuestro, sólo unos cuantos somos capaces de hacer algo por las víctimas, y los políticos, unos pactan con aquellos que llevan pistolas y otros sólo aparecen en caso de ser campaña electoral.

Que lo del 5º aniversario del 11M ha sido una VERGÜENZA.

Colectivo Miguel de Mañara dijo...

Nuestro afecto y nuestro cariño a todos las víctimas de aquel infausto día en la vida de los españoles.
En nombre de todos los miembros del Colectivo Miguel de Mañara queremos manifestar que nunca se debe de olvidar la infamia que unos asesinos infligieron a nuestro País.
Descansen en paz y que nunca se olvide su sacrificio.